viernes, 8 de agosto de 2008

Clase 8 - Ejercicios Prácticos


Queridos Amigos,

En esta última clase práctica quiero brindarles algunas de las herramientas más eficaces para lograr una óptima práctica de la Visualización Creativa y llevar nuestros sueños a plasmarse en nuestra realidad.

La situación ideal

La visualización creativa puede adoptar la forma de imágenes mentales, de palabras orales o escritas, o bien de imágenes físicas o dibujos; todo lo que contribuya a que cree una «película» para ser reproducida por el universo representa una ayuda en el proceso de la visualización creativa.
El siguiente ejercicio te ayudará a trazarte un nítido panorama a través de las palabras.
El simple hecho de abordar este proceso contribuirá a que veas más claro lo que de verdad quieres y te ayudará a hacer que se convierta en realidad.

Personalmente, lo utilizo para alcanzar todas mis metas importantes.

Piensa en un objetivo importante para usted, a largo o a corto plazo.

Pon por escrito ese objetivo tan claramente como te sea posible con una sola frase.
Anota debajo: «Situación ideal», y descríbela exactamente como querrías que fuese cuando tu meta haya sido plenamente alcanzada. Describe esa situación en tiempo presente, como si ya existiera, y con tantos detalles como desees.
Cuando hayas terminado, anota al pie: «Esto o algo mejor se hace realidad ahora de un modo satisfactorio y armónico para mayor bien de todos a quienes afecta».

Añade otras afirmaciones que desees y fírmalo.

Luego siéntate tranquilamente, relájate, visualiza tu situación ideal en un estado de meditación y has las afirmaciones que vengan al caso.
Conserva tu situación ideal en el cuaderno y tenlo cerca tuyo, en tu escritorio, junto a la cama, o colgado en la pared. Léelo a menudo e introduce los cambios oportunos cuando sea necesario. Evoca su contenido durante los períodos de meditación.
Si un día extravías el cuaderno por los cajones y terminas olvidándose de él, es muy probable que descubras que tus objetivos se han realizado sin que tu, conscientemente, hayas gastado la menor energía.

A menudo he vuelto la vista atrás para considerar mis antiguos objetivos, situaciones ideales y mapas del tesoro, y me he quedado sorprendida al descubrir que cosas que había olvidado por completo, se habían realizado en mi vida como por arte de magia, casi exactamente del modo en que las había imaginado en un momento determinado.


El Mapa del Tesoro

Hacer un «mapa del tesoro» es una técnica tan eficaz como divertida.
Un mapa del tesoro es una imagen física concreta de la realidad que deseas.

Es valiosa porque constituye una imagen especialmente nítida que puede atraer y concentrar energía en su objetivo. Funciona igual que el plano que se realiza para levantar un edificio.

Puedes hacer el mapa del tesoro dibujándolo o pintándolo, o mediante un collage hecho a base de fotografías y palabras recortadas de revistas, libros, tarjetas postales, juegos de letras, etc.
No te preocupe si no eres un artista consumado, los mapas del tesoro sencillos e infantiles son tan eficaces como las grandes obras de arte.

Básicamente, el mapa del tesoro debe representarte en tu situación ideal, con tu meta plenamente alcanzada.

Veamos algunas directrices que contribuirán a que sus mapas del tesoro tengan la máxima eficacia:

1. Realiza un mapa del tesoro para un solo objetivo o aspecto de tu vida, de manera que puedas estar seguro de incluir todos los elementos sin que resulte muy complicado. Esto permite que la mente se concentre en ello con mayor claridad y sencillez que si incluyes todos tus objetivos en un solo mapa del tesoro.

Puedes hacer uno para tus relaciones, otro para tu trabajo, un tercero para tu desarrollo espiritual y así sucesivamente.

2. Puedes hacerlo del tamaño que más te guste, según quieras... puedes incluirlo en tu cuaderno de visualización creativa, pegarlo en la pared o llevarlo contigo, en tu cartera.

Yo suelo hacerlos en cartulina porque se conserva mejor que el papel y lo tengo en mi dormitorio, al levantarme lo veo y al acostarme también.

3. No olvides representarte a ti mismo en el dibujo, puedes poner una fotografía tuya para darle mayor realismo, si no, puedes tratar de hacerte un autorretrato.

Represéntate haciendo, teniendo o siendo lo que constituya tu meta: viajando por todo el mundo, estrenando su nuevo vestido o viendo con orgullo la aparición de su nuevo libro.

4. Representa la situación deseada en su aspecto más idealizado y pleno, pero como si ya fuese realidad.
No tienes que especificar cómo va a realizarse, se trata simplemente del producto acabado.
No representes ningún aspecto negativo o poco grato.

5. Utiliza muchos colores en el mapa del tesoro para aumentar su poder y su impacto sobre tu conciencia.

6. Represéntate dentro de esa situación real y dale un aspecto lo más verosímil posible.

7. Incluye algunos de los símbolos del infinito que sean significativos para ti. Puede ser la sílaba «om», una cruz, una imagen de Cristo o de Buda, un sol irradiando su luz o cualquier cosa que represente a Dios o a la inteligencia universal. Esto sirve a modo de reconocimiento y recordatorio de que todo procede de la fuente infinita.

8. Escribe afirmaciones en tu mapa del tesoro, tales como:

«Aquí me tienen con mi nuevo coche y mi caravana. Me encantan y tengo dinero suficiente para mantenerlos».

No olvide incluir la afirmación «cósmica»:

«Esto o algo mejor, se hace realidad de un modo totalmente satisfactorio y armónico para mayor bien de todos a quienes afecta».

El proceso de creación de su mapa del tesoro es un firme paso hacia la consecución de tu objetivo, por lo tanto, dedícale unos minutos a contemplarlo y piensa en él de vez en cuando a lo largo del día.

No tienes que hacer nada más.

Algunas ideas sencillas para sus mapas del tesoro

Para estimular tu imaginación te expondré unas cuantas posibilidades para sus mapas del tesoro:

Salud:
Represéntate rebosante de salud, activo, atractivo, participando en todas aquellas actividades que pongan de manifiesto que gozas de una muy buena salud.

Peso o forma física:
Represéntate con el cuerpo que idealmente te gustaría tener (recorta una fotografía de una revista de alguien que se parezca a cómo tu serías si estuvieses en perfecta forma y pega la fotografía de tu cara sobre la de la revista). Puedes escribir afirmaciones que digan, por ejemplo: «Ahora me siento fantásticamente bien. Estoy en mi peso ideal y con una sensacional forma física».

Belleza y propia imagen:
Represéntate tal como te gustaría sentirte siempre con respecto a ti mismo: atractivo, relajado, disfrutando de la vida, amable y cariñoso.
Incluye palabras y símbolos que sean para ti representación de estas cualidades.

Relaciones:
Incluye fotos tuyas y de tu amigo, pareja, cónyuge o hijos en tu mapa del tesoro con dibujos, símbolos y afirmaciones indicativos de que es usted feliz, amable, comunicativo, que disfruta de una profunda y maravillosa relación sexual o cualquier otra cosa que desee y estime conveniente con respecto a esa relación.

Si trata de entablar una nueva relación, utilice fotografías y palabras que representen cualidades que usted desea de la persona y de la relación. Represéntate junto a la persona ideal para usted, pero recuerda que deberás enfatizar las características más no el físico.

Trabajo:
Represéntate haciendo lo que realmente quieres hacer, con compañeros de trabajo interesantes y agradables, ganando mucho dinero (especifica lo que le gustaría ganar), desempeñando tu labor en el lugar que prefieres, y cualquier otro detalle que venga al caso.

Creatividad:
Utiliza símbolos, colores y fotografías que muestren que tu creatividad se está desarrollando. Represéntate haciendo y consiguiendo algo creativo, hermoso e interesante que te haga sentirte bien.

Familia y amigos:
Representa a los miembros de tu familia o a tus amigos en relaciones armoniosas y de verdadero amor entre todos.

Viajes:
Represéntate en el lugar al que le gustaría ir, con mucho tiempo y dinero para disfrutar de tu estancia.

Y todo cuanto se te ocurra. La idea es suya. ¡Disfrútala!



La Visualización Creativa en las relaciones

Una de las maneras más eficaces de utilizar la visualización creativa es la destinada a mejorar nuestras relaciones. Como los seres humanos somos tan sensibles unos respecto de otros a tantos niveles, somos especialmente susceptibles y receptivos en lo referente a las estructuras mentales que albergamos con relación a nuestros semejantes. Son estas estructuras mentales y las actitudes subyacentes que reflejan, lo que conforma nuestras relaciones y lo que hace que funcionen o no.

En las relaciones, como en todo, recibimos exactamente lo que creemos, esperamos o «pedimos» en nuestro más profundo fuero interno.
Las personas con las que nos relacionamos son siempre un espejo que refleja nuestras propias creencias, y nosotros, por nuestra parte, somos como espejos que reflejan las creencias de los demás. Por lo tanto, las relaciones constituyen el más poderoso instrumento para nuestro desarrollo.

Si pensamos honestamente en nuestras relaciones, veremos hasta qué punto somos nosotros mismos quienes las hemos creado.

Adopta una actitud de plena responsabilidad con respecto a tus relaciones.

Acepta por un momento que eres tu el único responsable de que sea como es, aunque te parezca que la otra persona es responsable de algunas cosas. Si hay algunos aspectos de la relación que te resulten insatisfactorios, pregúntate cómo y por qué los ha provocado.

En cualquier caso, ten presente que asumir la responsabilidad de tu propia vida no significa que debas reprocharte los problemas que puedan existir en tu vida o en tus relaciones.

* Trata de descubrir cuáles son esos pensamientos arraigados en ti que han generado una relación poco satisfactoria, poco grata, poco feliz.

¿Qué ganas con condenarte a un ámbito de infelicidad? (porque siempre se gana algo con lo que hacemos, o de lo contrario, no lo haríamos).

Si de veras deseas tener en tu vida unas relaciones gratificantes y felices, si crees que puedes tenerlas, si estás dispuesto a aceptar esa felicidad y satisfacción, puedes crear y crearás sin duda relaciones que funcionen.

Consideremos algunos puntos que pueden ayudarte en tus relaciones:

1. Analiza cuáles son tus objetivos en la relación.
¿Qué es lo que verdaderamente esperas de ella?

Examina todos los niveles: físico, emocional, mental y espiritual

Escribe tu ideal o haz un mapa del tesoro que exprese la visualización de tu relación perfecta.

2. Considera honestamente cuáles de tus propias creencias y actitudes te impiden crear lo que quieres. Puedes reflexionar internamente para detectar tus actitudes limitadoras.

Por ejemplo, puede escribir: «La razón de que no pueda mantener una relación satisfactoria con X es que...», o «La razón de que no pueda obtener lo que quiero en esta relación es que...», luego anota todas las respuestas que se te ocurran.

3. Utiliza las afirmaciones y las imágenes mentales para cambiar tus criterios negativos y para empezar a visualizar y crear relaciones gratificantes y plenas.

4. Emplea la visualización para sacar adelante una relación que atraviesa por momentos difíciles. Supongamos que te está resultando difícil sobrellevar a la otra persona y que deseas crear una relación más armoniosa con el o ella:

Relájate hasta alcanzar un estado mental sereno y profundo de meditación. Imagina que ustedes dos se relacionan y se comunican de un modo abierto, sincero y efectivo. Imagina diciéndole a esa persona todo aquello que creas que debes hacerle saber para aclarar las cosas entre ustedes. Visualízala escuchando con atención lo que tu le dices, y luego, a su vez diciéndote lo que él o ella necesita para aclarar la situación, e imagínate prestándole atención.

Repite este ejercicio cuantas veces sea necesario. Si tu intención y tus deseos son sinceros, y si de verdad estás dispuesto a cambiar, descubrirás al poco tiempo que la relación entre ambos se hace más fácil y más fluida, y que se vuelve más sencillo y agradable comunicarse con la otra persona. A la larga comprobarás que, de un modo u otro, el problema termina por resolverse completamente para el bien de ambas partes, tanto si esto conlleva una comunicación efectiva con esa persona como si no.
5. La técnica de intercambiarse afirmaciones sirve a menudo de ayuda para mejorar espectacularmente las relaciones. Desde luego, es muy importante que entre ambos se establezca una comunicación relativa a los mutuos y verdaderos sentimientos acerca de lo que quieren. Pero en lugar de estar acusándose continuamente de las carencias y debilidades respectivas, traten de llegar a un acuerdo para afirmarse mutuamente que están mejorando y progresando en su desarrollo como personas.

Así pues, en lugar de: «Jorge, ¿por qué me interrumpes siempre cuando hablo?», puede decirle a Jorge en los momentos adecuados: «Me alegro mucho de que estés aprendiendo a escuchar».

De este modo, no sólo le recordarás amistosamente que debe escuchar, sino que también estará cambiando la imagen que tienes de él y la del propio Jorge sobre sí mismo.

Con demasiada frecuencia nos aferramos en nuestras relaciones a determinados roles e imágenes que nos atribuimos mutuamente y que nos resulta difícil cambiar. Es como si nos hubiésemos metido en una caja con una etiqueta. Y a pesar de que esto nos limita y nos estorba, no siempre sabemos cómo salir de ahí.

La visualización creativa nos aporta un valioso instrumento para ir más allá de nuestros roles y arquetipos. Empieza a visualizar y a afirmar una nueva imagen de ti mismo y de la otra persona.

Examina las posibilidades de cambios positivos en toda persona y situación y transmite tu energía y apoyo a estos cambios positivos a través de la visualización creativa.

No obstante, recuerda que las relaciones humanas son muy complejas.

Nuestras relaciones reflejan a la perfección nuestro propio proceso interno, son espejos tremendamente eficaces para ayudarnos a vislumbrar cuál debe ser el próximo paso de nuestro desarrollo personal.

Así pues, si te resulta especialmente difícil entablar o mantener una relación, ello es un síntoma de que debe iniciar un proceso de curación espiritual a nivel profundo.

A tal fin, recomiendo encarecidamente que busques el apoyo de un buen terapeuta o consejero que pueda ayudarte a ver con claridad lo que trata de indicarte tus problemas a la hora de relacionarte.

1 comentario:

JOSE-MARIA dijo...

Interesantísimo. Valiosísimo. Me ha encantado todo lo que expones. Muchas gracias por compartirlo, tan generosamente.